Etapa final del proceso de privatización de la electricidad

Bernal

Al inaugurar la Primera Jornada Nacional de Eficiencia Energética (15 de diciembre de 2016), Juan José Aranguren expresó: “La gente acepta el cambio cuando reconoce una necesidad. Y esa necesidad la puede reconocer en medio de una crisis”. Aquí la explicación de la falacia de la “crisis energética” o la “pesada herencia” en materia energética.
Se fabricó la “crisis” para generar una necesidad de cambio que fuera aceptado por la “gente” -de un cambio para peor, y por tanto, mucho más difícil de imponer-. En esto consistió el Decreto 134 del 16 de diciembre de 2015, normativa que declaró la “emergencia del Sector Eléctrico Nacional” y de la que partió Aranguren para explicar la etapa final del proceso de privatización y mercantilización del sector eléctrico nacional.
Si Edenor y Edesur pudieron mejorar la calidad del servicio, invertir como nunca, cerrar incluso un 2015 con ganancias netas de 1.100 millones de pesos aproximadamente para cada una de ellas, y todo permitiendo satisfacer una demanda en expansión… ¿Cómo se explica que con una demanda en picada no pueden conseguir idéntica performance sin tener que recurrir a sendos tarifazos?
El ritmo K de crecimiento y desarrollo del país no va con la CEOcracia en el poder. Las inversiones de desploman al ritmo de la demanda, al ritmo de la infelicidad del pueblo argentino y la destrucción de su calidad de vida. Mientras tanto, los Estados Financieros de las corporaciones en el poder explotarán de jolgorio, como los bolsillos de sus hábiles ejecutivos y accionistas: ya no hay que invertir como locos y obligados en la chusma. La energía nos pertenece; y la Argentina es nuestra.

Informe Completo: http://www.oetec.org/nota.php?id=2326&area=1

COMUNICATE CON LA RADIO



(11)4524.7816

App de Radio Rebelde disponible en Play Store
y en App Store