“Edesur y Edenor buscan maximizar rentabilidad sin invertir un centavo”

Bernal05

Federico Bernal en Mañana Nacional, editorializa sobre las empresas eléctricas y su perverso plan:

En el ENRE, el Ente Nacional Regulador de la Electricidad que debe velar por nuestros intereses como consumidores, está cooptado por Edenor y Edesur. El ENARGAS, el Ente Nacional Regulador del Gas que debe velar por nuestros intereses como consumidores, cooptado por Metrogas.

Los medios de comunicación de una Argentina supermercado del mundo (con suerte): La Nación y el Grupo Clarín nos extorsionan, amenazándonos con cortes de luz si no pagamos, con deterioro en la calidad del servicio, con despidos masivos de empleados, como haciéndonos responsables a nosotros. Vamos a terminar de abordar la extorsión de Edenor que ayer en nuestro programa comenzamos a plantear:

Reflexiones: a) $ 2.518,22 millones de inversiones el año pasado, un incremento sostenido de las mismas desde 2011 y en un contexto de nulo tarifazo; b) Las inversiones fueron priorizadas “por sobre otras erogaciones como una forma de mantener la prestación del servicio público concesionado en condiciones seguras”; c) Las inversiones pudieron incrementarse (recuperarse) aún con “limitaciones en la disponibilidad de recursos, producto del retraso tarifario y del constante incremento de los costos operativos”; d)  Las inversiones se volcaron a satisfacer el creciente consumo del pueblo argentino; y e) El fideicomiso FOCEDE creado en 2012 y recuperado por el Estado Nacional a través del Ministerio de Planificación en 2014 resultó ser una decisión acertada, como acertado el hecho de tener el Estado representantes en el directorio. Cuando el Estado Nacional invierte conjuntamente con el sector privado las obras se concretan y las inversiones crecen, sin afectar la demanda ni los bolsillos de la ciudadanía como consecuencia de un incremento en las tarifas, beneficiándose por igual consumidores y empresarios privados. ¿Y por qué decimos empresarios privados? Del informe en cuestión Edenor registró una ganancia neta al cierre de 2015 de 1.142 millones de pesos (Pág. 66).

Edenor descubre su propia extorsión; y más importante, permite identificar el problema de fondo: no es la suspensión del tarifazo el inconveniente que tanto preocupa a sus accionistas (y a la administración macrista) sino y por un lado, la ausencia del Estado en el sector favorable al interés público y la derogación del FOCEDE, factores que impulsaban las inversiones de forma mixta y exitosa; y por el otro, una inflación desbocada y una plantilla de empleados que evidentemente resulta excesiva para una demanda a la baja, conforme se empeñan en lograr las generadoras y distribuidoras al frente del Ministerio de Energía y Minería de la Nación.

¿Y por qué será que atentan contra el consumo estos insólitos capitalistas, parafraseando a la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner? Para maximizar rentabilidad sin invertir un centavo. Ya lo anticipó el actual Subsecretario de Coordinación de Política Tarifaria, Andrés Chambouleyron, en junio de 2007 a través del diario La Nación: “Un ajuste de tarifas reducirá el ritmo de crecimiento de la demanda y les permitirá a las compañías invertir en la expansión de las redes y evitar problemas de desabastecimiento en el mediano plazo”. Más claro imposible.

La “pesada herencia” de Edenor que demostró que sin un centavo de aumento en las tarifas podía obtener resultados positivos, incorporar mayor número de empleados, invertir más, mejorar la calidad del servicio y contar con un Estado activo, protagónico y rector del sector que además lo ayudara tanto a nivel ejecutivo (representantes del Estado en el directorio) como en materia de inversiones debía terminar.

La nuestra, la revolución de 2003 a esta parte, porque no nos hemos ido, porque el verdadero poder, que es el del pueblo argentino, sigue estando de nuestro lado, nos pertenece, porque somos el pueblo, nuestra revolución también es parte de la bolivariana y de la cubana, de la ecuatoriana y boliviana. Es parte indisoluble de una Patria Grande unida y libre. A no bajar los brazos. Confianza en lo sembrado. Defensa de nuestras conquistas, nuestros símbolos, nuestros hombres y mujeres, como la enorme Hebe. REVOLUCIONAMOS O ERRAMOS

COMUNICATE CON LA RADIO



(11)4524.7816

App de Radio Rebelde disponible en Play Store
y en App Store