“Macri flexibilizó la ley de tierras para facilitar la llegada de inversores extranjeros”

Bernal3

A través del decreto presidencial 820/2016 se modificó (flexibilizó) la Ley de Tierras 26.737. Se hizo con la excusa de actualizar la reglamentación al Código Civil y Comercial. El diario La Nación, house organ de los enfiteutas del siglo XXI celebró la medida: “Tras el decreto del presidente Mauricio Macri que flexibilizó la ley de tierras para facilitar la llegada de inversores extranjeros, en el sector de las inmobiliarias rurales confían en que esa medida sea un primer paso para algo más importante: un cambio de fondo para la ley actual. Sucede que la norma, sancionada en 2011, impuso un límite de 1000 hectáreas para que un titular extranjero sea propietario en la denominada zona agrícola núcleo. Ese límite por ahora no se modificó. Expertos del mercado creen que levantar ese tope atraería más inversiones.

Pero ahora nos avanzó el granero del mundo. La ley que protegía el dominio nacional, la propiedad, posesión o tenencia de las tierras rurales y limitaba la adquisición para extranjeros, creando por primera vez en los doscientos años de historia argentina un Registro Nacional de Tierras Rurales y un Consejo Interministerial de Tierras Rurales, esta ley terminó con un decreto de Macri. El histórico paso hacia la recuperación de la tierra para el conjunto del pueblo argentino, en función de un modelo de desarrollo autónomo y moderno, sufrió un gran golpe.

Si bien distinta a las grandes transformaciones en materia de tierras acontecidas en muchos de los países modelos para la reacción, y por ello mismo, magistralmente adulterados desde la historiografía por las grandes zonceras internacionales, nada más oportuno que conocer el notable proceso de socialización de la tierra ocurrido en Estados Unidos y Australia, pues en definitiva, de allí pende la resolución de la cuestión nacional en la Argentina. Hacia allí incursionaba sutil aunque inteligentemente la ley contra la extranjerización de tierras del kirchnerismo.

Ahora el retroceso es mayúsculo. Volvemos a la ley de Tierras de la dictadura. A la Enfiteusis en su versión siglo XX y siglo XXI, con 20 millones de hectáreas que saldrán a la venta en coincidencia con la flamante Ley de Blanqueo. Por eso fundamental desarticular las zonceras internacionales; por eso fundamental no caer en los circos de José López y otros tantos vigentes y por venir. Aquí la tapadera de la que hablaba la ex Presidenta Cristina Kirchner, ahora beneficiando a los enfiteutas del siglo XXI, sus inmobiliarias e intereses promotores del granero del mundo.

COMUNICATE CON LA RADIO



(11)4524.7816

App de Radio Rebelde disponible en Play Store
y en App Store